Pregúntale al especialista2019-10-15T18:15:04+00:00

Pregúntale al
Especialista

Cómo cuidar mejor de los oídos, qué enfermedades pueden afectar la garganta, de qué manera se puede corregir un tabique desviado o una nariz rota. Las preguntas pueden ser abrumadoras, no dude en escribirnos, el doctor Dibildox es otorrinolaringólogo en el D.F. especialista en el cuidado de su bienestar.

Testimonios:

“Es un doctor muy profesional, dedica el tiempo necesario y suficiente a cada paciente. Explica a fondo las dudas que uno tiene y el tratamiento que se debe seguir.
Da seguimiento y contesta rápidamente mensajes o llamadas si se le necesita.”

“Llegué con el Dr. Dibildox por una gripa crónica y congestión nasal constante. Me recetó un tratamiento y hoy me encuentro mucho mejor.

Excelente atención y servicio. Muy puntual y con un gran seguimiento durante todo el tratamiento.”

“El doctor muy profesional. Te explica todo a detalle . atiende tus dudas e inquietudes.
Y lo principal TE OTORGA CONFIANZA.”

“Es muy acertado y muy amable.”

paciente anónimo, Desde Doctoralia

“Explica muy bien, buen diagnostico.”

“Muy buena atención, visita bastante agradable, se hace todo muy ameno.”

“El Dr es muy amable, explica perfectamente y transmite mucha confianza.”

“El Doctor es muy atento y amable, atendió a mi hijo y él se sintió muy cómodo.”

“Excelente consulta, actitud y calidad humana, buena explicación medica y diagnostico inmediato. Felicidades Dr. Dibildox.”

arrazola001, Desde Doctoralia

Contacto

Le invitamos a llenar el siguiente formulario y nos pondremos en contacto con usted a la brevedad.

Nombre *

Teléfono *

Correo electrónico *

Comentarios y fecha estimada de consulta

Agenda una cita:

Daniel Dibildox Reynoso – Doctoralia.com.mx

Tenemos convenios con todas las aseguradoras:

Contamos con 3, 6 y 9 MSI (Meses Sin Intereses) con todas las tarjetas.

Preguntas Frecuentes

Un médico otorrinolaringólogo es un especialista en oídos y parte del sistema respiratorio (garganta y nariz).

Oído:

Es un órgano complejo compuesto por varios elementos que deben actuar en conjunto para permitir la audición. Una afección en cualquiera de estos puede ser suficiente para impedir su correcto funcionamiento.

Cuando se produce un sonido, el oído externo reciben las ondas sonoras que llegan hasta el tímpano, el cual transmite una vibración a los huesecillos para que estos amplifiquen el sonido y lo transmitan al oído interno, donde se convertirán en impulsos eléctricos a ser interpretados por el cerebro.

Es la inflamación del oído, usualmente a causa de una infección, esta puede ser del oído externo (oído del nadador) o del oído medio (otitis media aguda). Los síntomas principales que esto ocasiona son: dolor de oído, malestar general, vómito y diarrea.

Solo con tratamiento y cuidados en casa, aunque siempre bajo supervisión médica.

La otitis es más común en bebés y niños, y es una de las principales razones por las que los padres llevan a los hijos con un otorrinolaringólogo pediatra, pero también pueden sucederle a adultos.

Es una sensación de movimiento o que los objetos giran a nuestro alrededor, es importante diferenciarlo del mareo.

Puede ser ocasionado por ciertas infecciones (neuritis vestibular), lesiones, irritación o inflamación del oído.

Por la introducción de objetos a los oídos (como hisopos), una infección en el oído, desequilibrio de presión, lesiones graves en el cráneo, o un trauma acústico tal como un sonido muy fuerte o una explosión. Sin el cuidado adecuado, puede causar infecciones, lesiones mayores o la pérdida de la audición.

Se le conoce también como oído reventado debido a la secreción de pus o sangre, además de la aparición de dolor, zumbidos, sensación de mareo, náuseas y vómito.

Es un procedimiento para restaurar la integridad del tímpano. Ésta puede realizarse con anestesia local en el consultorio o bajo anestesia general, dependiendo del tamaño de la perforación timpánica.

Al tercer mes de embarazo y desde ese momento le es posible al bebé percibir sonidos, aunque estos se ven amortiguados por diversos tejidos y el líquido amniótico.

El bebé se sorprende por los sonidos que escucha y muestra reflejos cocleares, es decir, reacciona a las fuentes de sonido. Alrededor de los seis meses de vida, al bebé le gusta jugar con objetos que emitan sonido.

Las primeras señales de una posible alteración en la audición de un bebé se presentan desde los primeros meses: el bebé no reacciona a sonidos, no balbucea o emite sonidos, no intenta imitar o repetir palabras simples alrededor de los 15 meses, a los 24 meses no puede decir cuando menos 10 palabras.

Además de la pérdida de la audición, implica la pérdida del lenguaje y del habla. El desarrollo psicológico, intelectual y emocional de los niños se puede ver fuertemente afectado ante la falta de herramientas de comunicación.

Nariz:

Es la inflamación de los senos paranasales, cavidades craneales con aire que se encuentran en el área alrededor de la nariz. Se puede confundir con un resfriado, sin embargo, la sinusitis suele durar más tiempo.

Cuando la sinusitis dura alrededor de 4 semanas se considera que es aguda, si dura entre 4 semanas a 3 meses es subaguda, se considera que es crónica cuando persiste por más de 3 meses. Puede ser de causa bacteriana, por resfriados, alergias o un funcionamiento inadecuado de los vellos nasales.

Incluyen dolor de cabeza, fiebre, congestión y secreción nasal, dolor en garganta, fatiga, tos, mal aliento y pérdida del olfato.

Mejorar la respiración, esto se logra corrigiendo las obstrucciones nasales que pueden ser resultado de varios factores: accidentes, golpes, malformaciones congénitas, tumores, pólipos, etc.

El tabique es la pared interna que divide las fosas nasales.

Se presenta cuando el tabique no se encuentra recto y al centro de la nariz, teniendo desplazamientos hacia uno de los lados.

Se genera una obstrucción de uno o ambos orificios nasales, lo que dificulta mucho la respiración, puede causar sangrados constantes, respiración ruidosa y por la boca, dolores de cabeza y sinusitis, entre otras alteraciones.

Se lleva a cabo cuando los síntomas interfieren con la calidad de vida de la persona. De la misma forma, durante el procedimiento se puede llevar a cabo una rinoplastia para modificar el aspecto de la nariz con fines estéticos.

Son estructuras formadas por huesos esponjosos con la capacidad de expandirse, se encuentran en la parte interna de la nariz.

Es la de humidificar, filtrar y calentar el aire antes de que este llegue a los pulmones.

Puede suceder por problemas alérgicos, como la rinitis alérgica o por un tabique desviado.

Es recomendable si se tienen problemas para respirar.

Es la reducción en tamaño de los cornetes, puede ser por radiofrecuencia, cauterización o láser.

Es la remodelación del tamaño y forma de los cornetes y puede realizarse simultáneamente con una septoplastía o de manera aislada, también puede realizarse por vía endoscópica.

Son abultamientos blandos que crecen en el revestimiento de los conductos nasales y senos paranasales, son benignos y no provocan dolor.

Son causados por infecciones recurrentes, trastornos alérgicos o inmunológicos, asma, entre otros.

Incluyen principalmente, resfriados, goteo nasal, pérdida del olfato, dolor de cabeza, dolor facial, pérdida del sentido del gusto y ronquera.

El tratamiento recomendado puede requerir desde tratamiento médico para alergias, antibióticos y esteroides nasales, hasta una operación (polipectomía) para retirar estos pólipos, mejorar la respiración y evitar complicaciones.

Generalmente se presenta en accidentes en los que se recibe un golpe o traumatismo directo a la cara.

Se hincha, hay sangrado, dolor, dificultad para respirar y deformación de la naríz, entre otros síntomas. Pueden surgir complicaciones si el tabique nasal se encuentra desviado, el cartílago sufre una fractura o hay una acumulación de sangre.

En primera instancia, la aparición de los síntomas revelará una afección. Sin embargo, un médico debe palpar suavemente la nariz, así como la zona que la rodea, para determinar el tratamiento adecuado.

Es un trastorno común y potencialmente grave en el que la persona deja de respirar mientras duerme. Dichas pausas en la respiración pueden durar segundos o minutos y pueden suceder muchas veces a lo largo de la noche.

Puede ser central o periférica.

Cuando es un problema del cerebro.

Ésta es la más común, la apnea obstructiva, o periférica, se presenta cuando se interrumpe la respiración durante el sueño por diferentes causas que obstruyen la vía área (tabique desviado, hipertrofia de cornetes, crecimiento del paladar o úvula, lengua prominente, sobrepeso y obesidad, etc.).

Incluyen ronquidos fuertes que pueden impedir el sueño de otros e interrumpir el propio, despertarse por falta de aire, dolor de cabeza en las mañanas, insomnio, mucho sueño durante el día, entre otros.

Puede variar dependiendo del tipo de apnea del sueño que se padezca. En muchos casos, el médico puede recomendar hacer cambios al estilo de vida, como dejar de fumar, o recomendar distintas terapias o cirugía. El tratamiento puede también ayudar a dejar de roncar y a disminuir el riesgo de padecer futuras complicaciones.

Garganta:

Es el órgano por el cual la comida llega al esófago y el aire a la tráquea y a la laringe. Puede presentar afecciones tanto del sistema digestivo como del sistema respiratorio.

A infecciones virales, alergias, infecciones por bacterias o reflujo gastroesofágico.

Son un tejido de defensa que se encuentran en la parte posterior de la garganta, forman parte del sistema inmunológico, ayudan a combatir infecciones y atrapan gérmenes que hayan entrado por la boca o la nariz.

Es la infección e inflamación de las amígdalas.

Incluyen dolor de garganta, hinchazón, dificultad para tragar, fiebre, mal aliento, aparición de una capa blanca sobre las amígdalas, entre otros.

Cuando existen cuadros recurrentes de amigdalitis o infección de las amígdalas, ya que la función de defensa se ve superada por el riesgo de estas infecciones frecuentes.

Es la operación en la que se extraen las amígdalas.

Por muchos cuadros infecciosos al año que no se resuelven con tratamiento médico, problemas obstructivos de la vía área, ronquido o apnea del sueño, etc.

Es un estudio que se puede hacer para detectar anomalías en nariz, rinofaringe, nasofaringe, hipofaringe y laringe.

Se emplea una fibra óptica flexible que manda una señal de video a un monitor externo.

Sin importar si esta es laríngea o solamente nasal, se puede realizar sin anestesia, pues no causa grandes incomodidades.

Otros:

Sucede de forma repentina y es ocasionada por una debilidad temporal de los músculos faciales.

Se dificulta hacer expresiones faciales (sonreír, inflar los cachetes, levantar las cejas, etc.), puede haber babeo, aumenta la sensibilidad del oído en el lado afectado, dolor de cabeza, disminución en el sentido del gusto, irritación en el ojo del lado afectado, entre otros.

Con medicamentos y es transitorio generalmente. Para los casos de secuelas en la movilidad es importante acudir a valoración, ya que existen muchas alternativas para mejorar los movimientos de los músculos de la cara o disminuir la asimetría de los músculos hiperfuncionantes.

Es el mecanismo de regulación de la temperatura corporal.

Es la sudoración excesiva que no necesariamente es una respuesta al calor o a la práctica de actividades físicas.

Es la forma más común de esta afección y sucede cuando las glándulas sudoríparas se vuelven hiperactivas. El estrés y la ansiedad pueden empeorar esta condición, la cual también puede ser heredada.

Es en realidad síntoma de alguna otra enfermedad, como puede ser la diabetes, infecciones, ataques cardíacos, algunos tipos de cáncer, problemas de tiroides, menopausia, entre otros.

Va en función del padecimiento que deba ser tratado. Sin embargo, es probable que para quitar el sudor se recomiende el uso de antitranspirantes especiales, cremas, medicamentos o cirugía.

Es producto de diferentes tipos del virus de influenza, los cuales cada año son distintos.

Es una bacteria que permite el desarrollo de infecciones tales como sinusitis, meningitis y neumonía, entre otros.

Permitir que una pequeña cantidad, tanto del virus como de la bacteria, generen una respuesta del sistema de defensa. Después de este periodo, el sistema inmunológico habrá formado los anticuerpos necesarios para defenderse ante la posibilidad de un contagio.

Rinoplastia:

Es una operación de nariz que puede realizarse tanto con fines funcionales como estéticos.

Para afinar la apariencia y mejorar la respiración simultáneamente.

Bichectomía:

Es una cirugía ambulatoria por medio de la cual se disminuye el volumen de los cachetes para darle un aspecto más afilado al rostro.

Son cúmulos de grasa en las mejillas.

Blefaroplastia:

Es la cirugía estética empleada para corregir los párpados caídos y las bolsas debajo de los ojos.

Ayuda a que los ojos se vean más jóvenes y alertas, quitando años de encima. Pero además de los beneficios estéticos, la operación de párpados también puede ayudar a mejorar la visión, pues aumenta el campo visual al eliminar la piel flácida que puede interferir con los ojos.

Otoplastia:

Es una cirugía estética de orejas cuyo fin es modificar su forma, posición o tamaño.

Una vez que las orejas han alcanzado su tamaño definitivo, alrededor de los 5 años de edad. El procedimiento no altera la capacidad auditiva ni la ubicación de las orejas y sí mejora la confianza en la apariencia.

Servicios

Oído

Ver más

Nariz

Ver más

Garganta

Ver más

Otros

Ver más

Dr. Daniel Dibildox Reynoso

El doctor Daniel Dibildox Reynoso es médico cirujano otorrinolaringólogo y de cabeza y cuello, especialista en oídos, garganta y nariz. Su competencia incluye la otorrinolaringología pediátrica, cirugía endoscópica de senos paranasales y la cirugía plástica facial.

Agenda Una Cita
1
×
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?